Feminismo

Tres poemas para recordar a Toni Morrison

Montserrat Pérez Campos

Toni Morrison, ganadora del premio Nobel de literatura y prolífica escritora afroamericana, falleció a los 88 años el 5 de agosto de 2019. Morrison nació en 1931 en Lorain, Ohio bajo el nombre de Chloe Anthony Wofford en un día 18 de febrero. Fue la primer mujer negra en ganar el Nobel de Literatura en 1993 y el premio Pulitzer en 1988.

Estudió inicialmente en la Universidad de Howard y posteriormente obtuvo una maestría en Filología Inglesa por parte de la Universidad de Cornell. Se reconoce su obra por la visibilización de la experiencia negra en Estados Unidos, específicamente la de las mujeres, sentando bases literarias sólidas para otras autoras. Hizo una dura crítica a las sociedades injustas y racistas.

Entre sus textos se encuentran The Bluest Eye (El Ojo más Azul), Sula, Beloved y Jazz, además de su obra de no ficción, la cual está compuesta por ensayos, crítica, crónicas y discursos. Asimismo, fue co-autora de libros para niños e incursionó en la poesía. Morrison describió en pocas palabras el qué la hizo comenzar a escribir: “Escribí mi primera novela porque quería leerla. Si hay un libro que quieras leer, pero aún no se escriba, debes ser la que lo haga”.

Para recordarla les dejamos tres poemas de su autoría. Hasta siempre, Toni.

Imagen tomada del Financial Times

 

No merezco el mar*

No merezco el mar,

Mira cómo los peces confunden mi cabello con su hogar.

Yo tenía vida, como tú. No debería montar el mar.

No merezco el mar.

Permíteme ser terrenal; fija como estrella

Mezclada con el sol y el viendo golpeado.

Dame la sonrisa, el beso mágico

Para engañar a esta muerte de niño pequeño en mi mano

No merezco el mar. Mira cómo los peces confunden mi cabello con su hogar.

 

Sin Adornos*

Llega

Sin adornos

Como una frase

Con fuerza para lanzar un hechizo;

Llega

Sin invitación,

Como el paso del sol en las Colinas

O las estrellas en rondas de canción.

Los pies enjoyados de mujeres danzan la tierra.

Despertando su primavera.

Hombros tan amplios como un camino

se agachan para compartir el peso de los años.

Los perfiles quiebran la distancia y se inclinan

Hacia un beso ordinario

Dicha.

 

Alguien se inclina cerca*

Alguien se inclina cerca

Y ve la sal que desprendieron tus ojos.

Aguardas, esperando escuchar

Palabras de razón, amor o juego

Que te abalance o apacigüe hacia el día vacío

El silencio amasa tu miedo

De cenizas de estrellas desmoronadas

Que caen suavemente

Nublando las habitaciones aquí, aquí.

Apuntalas tu corazón para correr. Para quedarte.

Pero no hay seña o designio que marque el angosto camino.

Luego acaricia tu piel un aliento

La sal que desprendieron tus ojos.

Y recuerdas un llamado claro, tan claro

“Jamás volverás a morir”

Una vez más sabes

Que jamás volverás a morir

 

 

*Traducción de Montserrat Pérez. Títulos originales: “No merezco el Mar, “It Comes Unadorned” y “Someone Leans Close”

 

Fuente (poemas): Toni Morrison, «Five Poems by Toni Morrison», The Believer, https://believermag.com/five-poems-by-toni-morrison/, consultado el 6 de agosto de 2019. 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!