Economía

Despido por embarazo en la CDMX: una discriminación incontenible

Angélica Jocelyn Soto Espinosa

¿Alguna vez te han preguntado en una entrevista de trabajo quién cuidará a tus hijas o hijos en caso de que te contraten? Eso es discriminación.

La Comisión para Prevenir la Discriminación en la CDMX alertó desde 2015 en un informe que el despido por embarazo era la forma de discriminación en el ámbito laboral que más engrosaba su lista de expedientes

En ese año, 41 por ciento del total de mil 177 casos atendidos por el Consejo fueron por discriminación vinculada a la maternidad, y -según la ENDIREH- a 30 de cada cien mujeres les solicitaron la aplicación de una prueba de embarazo en su trabajo. 

Las maneras más frecuentes en las que se comete esta discriminación es cuando los patrones exigen a la trabajadora presentar certificados médicos de no embarazo para el ingreso al empleo, cuando se condiciona la permanencia o ascenso en el empleo por este motivo; o se despide a una trabajadora o se le obliga a renunciar por motivos de embarazo, el cambio de estatus civil o por las necesidades de cuidado de las hijas e hijos.

La problemática era tan grande que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX tuvo que abrir incluso salas especiales para la atención específica de estos casos y otros abusos a “grupos vulnerables”. Más del 60 por ciento de las demandas que recibe la Junta Especial No. 19 son de mujeres que fueron despedidas por embarazo.

Su objetivo era dirimir las demandas en el menor tiempo posible, ya que cada día que se tardaba el juicio significaba un día más sin acceso a la salud y al empleo de una mujer en estado de gravidez; sin embargo, esto no logró reducir la incidencia de esta forma de discriminación en el empleo. 

En 2018 la JLCA registró 148 demandas por despido por embarazo. Pero este 2019, hasta el mes de noviembre en curso, suman 182 los casos atendidos ante la Junta Especial No. 19, según informó este 24 de noviembre la Junta Local a propósito del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

La Copred también informó en 2018 que el despido por embarazo sigue siendo la principal causa de discriminación en la capital del país, ya que constituye 31.4 por ciento de los expedientes abiertos en el Copred. 

Además, de un total de 270 casos de presuntas conductas discriminatorias, 70% las denunciantes son mujeres.

Despedir una mujer por su estado de gravidez constituye un delito que en la CDMX se sanciona con uno a tres años de prisión, con 25 a 100 días de trabajo en favor de la comunidad y una multa de 50 hasta 200 días de salarios mínimos. Esto siempre y cuando se haya pasado por una investigación, un juicio y una sentencia a favor de la víctima.

Si la demanda se hace a través de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, la trabajadora podría acceder -también luego de un juicio que podría durar más de cinco meses- a una indemnización que normalmente consta de tres meses de sueldo y otras prestaciones como antigüedad y partes proporcionales de lo que se adeuda.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!