Arte

[Verano Feminista Literario] Las puertas a los países habitados y otros poemas

Por Micaela Mendoza

LAS PUERTAS A LOS PAÍSES HABITADOS

Subo el Monte de las Maestras

acompaño huellas que ya se han marcado

Sigo el sendero del Loto

El camino del Inca

La Vía Láctea

La navegación Vikinga

La expedición Himalaya

La virginidad selvática

Todas las rutas que se abren a mi paso

son las signaturas blancas

de espacios que ya he visitado

en otras encarnaciones,

en otras dimensiones,

con otras llaves pero hacia las mismas puertas.

Países de mujeres vuelven a mí

Cantos de pájaros de mujeres bolivianas

Sutras devocionales de mujeres hindús

Joikas de mujeres samis suecas

Rezos paganos de mujeres umbandas

Danzas de fuego de mujeres gitanas

Ícaros protectores de mujeres chamanas

Llamados frenéticos de mujeres aborígenes

Coplas atonales de mujeres africanas

Danzas de sables y velos de mujeres árabes

Gritos de árbol de mujeres escandinavas

Oraciones silenciosas de mujeres asiáticas

Arrullos de luna llena de brujas wiccas

Ofendas sagradas de mujeres iniciáticas

Países de mujeres vuelven a mí

Países de otras vidas que he transcurrido con pasos enraizados.

Cada país de mi largo cabello ha sido habitado por mis mujeres

Mujeres de historia

Mujeres de jeroglíficos

Mujeres de memoria

Mujeres de mitología

Mujeres de guerra y sanación

Mujeres de garra y canción.

Mujeres habitadas

como tú…como yo

MUJER ÚTERO

Entro al latido

del rojo uterino

Circular, húmedo

contenedor

Extenso, profundo

fortalecedor

Muevo los átomos

de mi fecundo cuenco

con el baile de sus semillas

con el flujo de la muerte-vida

Sujeto lo que poseo

Desprendo lo que no deseo

Mantengo lo que quiero cristalizar

Retiro lo que no es tiempo de cosechar

Mujer útero

-me digo-

Mirándome reflejada en sus aguas

Mi cuerpo

Espacio de destilación

Me abre

a la fusión

Me cierra

a la coacción

Recibe la abierta conciencia

Rechaza la patriarcal violencia

¡ Territorio femenino

en el que yo decido!

ESFINGES

Somos fusión atigrada;

Diosas de las cerezas,

damas supernova.

Somos membranas

regresión tras regresión

en emulsión bengala.

Somos epidermis,

cutícula tras cutícula,

tejidos in – utero.

Mujer dentro de mujer

Manzana de los cráteres

Inmensidad del Edén

Pulsación de guerrilleras

Pezones y labios trémulos

Musitación sempiterna

Sangre y saliva fresca

Garras extasiadas

Fecundidad de Eva

Magma libídine

de volátiles ninfas

y vírgenes salvajes.

Viaje estrógeno

de circulares Reinos

sin vértigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Crítica