Arte

[Verano Feminista Literario] Descarté a Descartes

Imagen: Pinterest

Por Irene Gutiérrez

 

Lo miro mirándome

moldeando tu cuerpo

Lo miro mirándote

moldeando en mi cuerpo

En la tripa,

el alma engañada

En la calle,

la vida cooptada

En la montaña,

lo verde en amenaza.

 

Además de aquella razón,

nadie dijo que existían otras ,

distintas y más sabrosas

 

Pienso luego existo”

Su razón de mierda.

Destruyendo en lo verde.

Construyendo en lo gris.

Moldeando cuerpos.

 

Solo el cuerpo lo dijo

este, nuestro cuerpo, lo dijo

al congelarse frente al miedo

al regocijarse entre sus fluidos,

al cogerse en un delirio.

 

.Cogito ergo sum vomitando.

 

No sabés lo que tenés dentro

no sabés todavía quién sos.

Si sabés algunas cosas

Si descubrís otras.

 

.Ejemplos.

 

Ningún cogito supera la fuerza

de una propia cogida

de una muerte propia.

Matada de fuerte

Matada de loca

Matada de rebelde

 

Viva de necedad

no debería estar en el negro vacío,

en este vacío negro.

Debería estar viviendo para otros

por otros:

para un jefe

para lxs maestros

por pareja

por hijos

 

.Deberes no quereres.

 

Qué es la incertidumbre misma

¿La gran masa por esculpir?

La hermana bastarda del destino

¿La certeza del caos?

 

No debería estar en esto negro vacío

Escribiendo en el humo de mi misma,

quemada,

moldeando en la risa a la libertad

esculpiéndose con lágrimas,

en la soledad,

riendo y llorando.

No debería estar aquí

 

.y estoy.

 

Y estoy con mis abuelas

Con mi madre

Con mis primas

Con mis amigas

Con mi sobrina

Con tantas mujeres estoy

 

Estoy

en este vacío negro

ante esta gran duda:

el destino mismo

 

Este gran vacío que duele

porque la soledad duele

y trae libertad

 

Este gran vacío que hiede

y trae muerte

A la señora

a la que transforma

para sonreir

para llorar

para salir de mi

al encuentro del otrx,

o para esperar fuera.

 

O, en este gran negro vacío,

mirarte

porque me he mirado

llorar y reír,

contigo

 

Conmigo

Nosotras

En este gran vacío traer la vida

matando juntas a esa razón cerota

 

Entre que salgo y entro,

viva y casi muerta en el intento,

ese cogito ergo sum es puro invento.

Un cerote invento, que siento,

espada colonial que me conjura el intento:

dejo que los conceptos toquen el nervio

Y veo que la teoría es otro cuento:

uno que duele

uno que da muerte

y ha matado a muchxs con sus argumentos

 

«¡Dejate de cuentos!”

¿qué cuentos?

Sos solo una pendeja, que no se atreve a accionar»

 

Ese cuento viejo

se inscribe doloroso y castrador.

Es un patriarca cooptando la creatividad.

 

Acostumbrada a la sumisión

La desidia es tan cotidiana como ponerse el calzón

 

Pero se alarga la distancia

entre la creencia y el furor de existir

Entonces se escuchan lejanas,

mas se sienten latentes,

esa cadenas del opresor inminente

junto a las utopías con ganas de vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Crítica