Cultura

Nota breve sobre Feel good

Por She Rey

Feel good es una serie semi-autobiográfica dirigida por Mae Martin y Joe H., a primera vista podría parecer que tiene un discurso a favor de la teoría elegebeté, sin embargo, me parece que en ella se narra de manera muy real la historia de la directora, es decir, no considero que romantice en ningún sentido las maneras en las que actúa.

 

George es una mujer heterosexual que nunca ha salido con otra mujer, su círculo social se limita a sus amigas y respectivos novios, conoce a Mae, una mujer neurodivergente, adicta a las drogas y comediante. La serie nos detalla el desarrollo de su enamoramiento, pero en este análisis me quiero enfocar en cómo, según la serie, se comenzó a acrecentar la “disforia” en Mae.

 

Empezaré con que George oculta su relación con Mae, ya que al ser socialmente heterosexual, George no quiere dejar de ser vista así, esto a Mae le afecta porque es lesbo-odio y violencia ejercida hacia ella, una mujer lesbiana.

 

Mae con el tiempo entiende algunas de las razones por las que después de iniciar su relación con George comienza a sentir que debería ser más como un hombre, pues su novia le pide cosas como utilizar arneses o inventarse juegos de rol donde Mae es varón. El stand up se da en el episodio 5 de la primera temporada, si no quieres ver toda la serie recomiendo ese capítulo especialmente.

 

Mae es una mujer lesbiana que es constantemente comparada con los hombres, crea un rechazo a sí misma y a su cuerpa, y a pesar de ser una mujer que ama a otras mujeres comienza a admirar a los hombres, lo que la hace dejar a un lado esa rebeldía lésbica para empezar a someterse a una necesidad de amarlos hasta querer ser uno.

 

Y no es que entre ella no se puedan amar, creo que en otro escenario podrían hacerlo (uno en el que las dos fueran lesbianas no elegebeteras), sin embargo, su relación es todo lo que no debe ser porque siguen priorizando a los hombres en muchas y diferentes formas, todo eso va además de la mano de las adicciones y trastorno de ansiedad de Mae, que genera mucha dependencia en su relación, así como del lesbo-odio interiorizado de George.

 

Además del análisis escrito aquí, pienso que hay muchos otros temas que se pueden abordar desde esa serie, pero sí es importante disfrutarla siempre desde una mira crítica.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Crítica