Feminismo

[Crónica] Marcha del 14 de febrero por Ingrid

Por Deyanira Morales

Este 14 de febrero se llevaron a cabo diversas concentraciones y manifestaciones en protesta por el feminicidio de Ingrid Escamilla, mujer de 25 años que fue asesinada por su pareja con la peor saña. No obstante, el hecho generó más coraje e indignación debido a que los servidores públicos que atendieron el feminicidio  filtraron la fotografía del cuerpo sin vida de Ingrid y la enviaron a ciertos medios de comunicación, mismos que al otro día la publicaron sin ninguna censura, tal es el caso del periódico La prensa,  el cual difundió la nota con un titular obsceno y malintencionado.

 Y así, como efecto cadena, otros medios como El metro y algunos más de líneas editoriales visiblemente amarillistas, mercantilizaron la noticia con morbo y sarcasmo. El espacio digital no se hizo esperar y muchos blogs informales comenzaron a viralizar las fotografías del cuerpo de Ingrid y del lugar de los hechos.

Diferentes colectivas y organizaciones feministas convocaron a protestas en la Ciudad de México para exigir justicia y dignidad en el caso de Ingrid, así como también ser la voz, los brazos y las piernas de muchas mujeres que ya no pueden protestar porque ya no están con nosotras.

Una de las convocatorias que se difundió en redes fue la concentración frente al edificio del periódico La prensa. Sin embargo, desde las 6 de la mañana se realizaron diversas manifestaciones como la que se hizo frente a Palacio Nacional, mientras se llevaba a cabo la conferencia matutina del presidente, misma que se viralizó por la conducta que tuvo Andrés Manuel López Obrador frente a las preguntas que hicieron diversas mujeres respecto a los feminicidios.

Muchas de las colectivas no pudieron asistir a las protestas matutinas, pero sí lo hicieron por la tarde. Eran aproximadamente las 6 de la tarde cuando un grupo de 80 mujeres empezaron a hacer una valla para no dejar que las mujeres policías disminuyeran el espacio de la protesta. Resulta importante mencionar que atrás de ellas se encontraban hombres policías quienes portaban extintores en sus hombros listos para ser utilizados.

A las 6:20 la marcha feminista comenzó para desplazarse del periódico al monumento del Ángel de la Independencia. Al grito de consignas, aullidos y cantos, el desplazamiento fue lento y en todo momento con la instrucción de estar juntas.

Las mujeres policías formaron vallas alrededor de los contingentes feministas dejando el frente libre, pero la lluvia que había estado mesurada se convirtió en un diluvio que limitó el movimiento de las compañeras, por fortuna no fue un pretexto para detener la movilización, más bien se convirtió en un aliciente para continuarla.

Mientras la marcha seguía su rumbo, muchas mujeres comenzaron a pisar los charcos y las inundaciones que se empezaban a formar, debido a que las vallas policiales comenzaron a estrecharse y cada vez imposibilitaban el movimiento de las compañeras. En este punto cabe recordar que la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheimbaum, el pasado noviembre, en vísperas del #25N, señaló que no iban a reprimir ni criminalizar ninguna protesta social, en ninguno de los casos, pero eso no fue lo que sucedió esta tarde.

Alrededor de las 7 de la tarde, las mujeres policías comenzaron a cercar la marcha, de modo que era imposible continuar la caminata. Ante este acto, las mujeres del contingente comenzaron a correr juntas para poder hacer frente a la valla y poder cruzar una de las glorietas de paseo de la reforma. Lo que sucedió de inmediato fue una represión no vista en las anteriores marchas feministas, tales como La brillanetada y el 25N. Las policías detuvieron a las compañeras a jalones y trataban de inmovilizarlas tirándolas al suelo, la mayoría lograron zafarse puesto que no se las dejaba solas, a tirones se les intentaba soltar de los brazos de las policías.

Mientras todas corrían, y como podían se escabullían, las policías no tardaron en cercar de nuevo la marcha por los cuatro lados, imposibilitando el paso hacia el Ángel. Las compañeras comenzaron a grabar lo acontecido y a gritar con más fuerza las consignas, pero desafortunadamente con esa represión lograron apartar a más de la mitad de mujeres que venían en la marcha.

El contingente logró continuar, pero en cuanto se llegó al Ángel de la independencia, las policías reforzaron su valla alrededor del monumento, impidiendo el paso a toda mujer que se acercara. La lluvia continuaba y el acto que finalizó la protesta fue el performance de “Un violador en tu camino” del grupo chileno Las Tesis, mientras se escuchaban gritos fuertes exigiendo que ojalá así se les cuidara a las mujeres.

Lo que sucedió fue un acto de represión y se exige justicia no solo en la resolución del caso de Ingrid, sino también en todos los feminicidios que han quedado impunes, también se exige que se prohíba la difusión de las imágenes de los cuerpos de las mujeres que quedan revictimizadas por el Estado y los medos de comunicación.

Lo que queda claro del día es que sí fue uno de mucho amor, amor entre mujeres que se cuidaron y se protegieron sin conocerse, y que fueron la voz de Ingrid y de todas las que ya no están.

#NiUnaMás

Fotografía de Deyanira Morales

 

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!