Opinión

Lo que queremos decir cuando decimos “No”

Fuente: Glee Wiki

Por Montserrat Pérez

Hay una percepción sobre los diferentes significados de la palabra “no” cuando sale de la boca de una mujer que me parece bastante extraña, porque, de acuerdo con mi experiencia, si digo “no” significa directamente “no”, sin más. Por supuesto, hay mil canciones, anuncios, inclusive frases en las que, específicamente cuando se trata de nuestros cuerpos, el “no” pasa a ser una disertación casi filosófica en la que todo el mundo opina sobre qué quisimos decir.

Fuente: Tenor GIF

Por eso, acá una pequeña guía sobre qué queremos decir cuando decimos “NO”:

No significa NO, en primer lugar. Punto.

No significa que no me interesa

No significa que no me gusta

No significa que no quiero

No signifca que no me da la gana

No significa que no quiero que me toquen

No significa que no quiero que me hablen

No significa que no estoy consintiendo en una situación

No significa que prefiero cualquier otra cosa a escuchar lo que estás diciendo

No significa que no me interesan tus opiniones sobre mi cuerpo

No significa que no quiero que me insistan en algo

No significa que no quiero perder mi tiempo

No significa que si insistes, me voy a defender

No significa que ejerzo mi derecho a decidir sobre mí misma

No es una oración completa. No tengo por qué explicarte nada.

Fuente: What the Flika?

Ahora algunas cosas que NO estamos diciendo cuando decimos NO

No no significa Sí, obviamente. Pero hay que aclararlo

No no es una invitación a que “te esfuerces”

No no significa que quiero que insistas

No no significa que me “estoy haciendo la difícil”

No no significa que soy complicada

No no significa que me gusta “que les cueste”

No no signfica que estoy amargada

No no significa que “te estoy tentando”

No no significa cualquier basura estúpida que hayas aprendido en una canción de Ricardo Arjona o Prince Royce.

No no significa otra cosa más que no. Fin.

Fuente: Giphy

Una vez aclarado esto, hay que decir que este tipo de guías no tendrían que ser necesarias, si no fuera porque existe toda una cultura en la que los cuerpos de las mujeres se vean como objetos y territorios de conquista. Se le llama cultura de la violación y en esta cultura, lo que nosotras decimos siempre es una invitación a que se use nuestro cuerpo, sin importar que nos neguemos de manera clara.

Inclusive esa frase de que “si no dice que no, es sí” da a entender que no importa lo que diga nuestro lenguaje corporal, no importa que nos quitemos, no importa que miremos al suelo, no importa que nos ríamos nerviosas, eso se ve como una luz verde para que hagan, deshagan o digan lo que quieran sobre nosotras.

Lo obvio es que no, si no entendemos las señales corporales de negación, es porque tenemos algún problema raro de percepción y eso requiere ayuda profesional o porque no nos importa. Aún más si la parte física se refuerza con negativas verbales. “No estoy segura”, “no tengo tiempo”, “no sé”, siguen siendo NO.

Fuente: iCarly Wiki

Lo cual nos lleva a la última parte: la transgresión del “NO” es un abuso y, como tal, merece una reacción. Es más, vaya, es un delito. Es muy cansado tener que estar repitiendo esto, pero vale la pena recordarlo hasta que se vea como la violencia que es, hasta que se dejen de hacer bromas, música, libros, programas de televisión y demás que alaben estos comportamientos, hasta que toda mujer sepa que nadie puede hacer nada sin su consentimiento, sin que ella decida sobre sí misma. Hasta que no nos maten por decir “NO».

Fuente: Her Campus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Crítica