Feminismo

[Letras Púrpura] El sacrificio de vivir en el Estado de México

Imagen 1. »Ni una menos» Fuente: https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTWCN91S4ueiiHH1Nr65cubi_S97qUfIVhsVfyi-cTzIi40xbCK Recuperado el 15 de diciembre de 2016 a las 10:002 horas

Por Liliana Espinosa Pérez

Son las 10:33 de la noche de un jueves cualquiera. Bajo de la combi para terminar mi viaje de regreso de a mi casa desde la universidad. Reviso que mi celular esté bien escondido para que nadie sospeche que cargo algo de valor e intente robármelo. Aunque en el fondo eso no me preocupa lo suficiente como la angustia que siento cada vez que tengo que andar sola por la calle después de las diez de la noche.

Sigo caminando con todos los sentidos alerta, pero al mismo tiempo preguntándome: ‘‘¿Por qué siento tanto miedo de caminar sola por la calle si estoy apenas a tres cuadras de llegar a mi casa?¿Por qué ese temor de ser violada o asesinada en mi propia colonia donde he vivido por más de veinte años?’’ Y después recuerdo… ‘‘Ah, vivo en Naucalpan’’.

Ya caminé tres cuadras más y poco a poco experimento una sensación de tranquilidad y alivio. Llego a la puerta y entro. ¡Por fin puedo respirar tranquilamente! Saludo a mis padres y a mi abuelita, avisándoles mi llegada después de un día arduo de escuela. Y antes de que digan la misma pregunta de todos los días, ‘‘¿cómo te fue?’’, preparo la respuesta tan bien practicada y memorizada: ‘‘Bien, muy bien. Gracias.’’

Después observo a mi pequeña hermana de tan sólo doce años de edad y se me hace un nudo en la garganta al pensar que muy probablemente ella sentirá el mismo temor que yo padezco cuando camino sola por la calle después de las diez de la noche. Y peor aún: me aterra la idea de que ella también normalizará todo un conjunto de situaciones, conductas, imágenes, símbolos y sentimientos sistemáticamente violentos y tan perfectamente arraigados en nuestra sociedad.

Por desgracia, esta anécdota personal que frecuentemente vive una servidora es la misma de miles de mujeres que habitan en el Estado de México, considerado uno de los estados más violentos de toda la república mexicana. Según datos oficiales, ‘‘en el Estado de México 2 mil 23 mujeres han desaparecido en tan sólo 18 meses, de acuerdo con las cifras del Observatorio de Feminicidios; en tanto, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) cuenta con 4 mil 281 reportes de desaparición de mujeres en nueve años de 2005 a 2014, de las cuales, 95 fueron encontradas asesinadas y mil 554 siguen desaparecidas. También indica que se presentaron 26 mil 79 denuncias por violación.’’1 La situación se torna más difícil cuando María de la Luz Estrada señala que el 60% son menores de edad de entre 10 a 17 años.

Uno de los casos que más conmocionó a la población fue la desaparición y asesinato de Karen Rebeca Esquivel Espinosa de los Monteros de 19 años de edad y estudiante de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC). La historia se repite: el jueves 22 de septiembre de 2016 salió de su casa muy temprano y fue vista por última vez en la avenida Lomas Verdes, Naucalpan, cerca de las tres de la tarde. Posteriormente, el 25 de septiembre su cuerpo fue encontrado en una maleta junto con otra señora de 52 años también muerta en la colonia El Tejote, del mismo municipio.2

Imagen 1. ‘‘Karen Rebeca Esquivel Espinosa de los Monteros’’ Recuperado de http://www.debate.com.mx/__export/1475107486975/sites/debate/img/2016/09/28/karenpre.jpg_594723958.jpg el sábado 10 de diciembre a las 3:37 horas.

La historia de Karen no es un caso aislado. Más bien está inserto dentro de un sistema político corrupto que permite que miles de mujeres sean violentadas diariamente. Asimismo, está inserto en un sistema donde las autoridades son omisas antes tales delitos y violaciones a derechos humanos. En este sentido, »Naucalpan es uno de los ocho municipios considerados más inseguros del estado de México, a pesar de lo cual aún no opera una Base de Operaciones Mixtas anunciada por el alcalde Édgar Olvera.»3

En diversas ocasiones he escuchado que la realidad supera la imaginación. Y quizás esto tenga algo de verdad. El asesinato de miles de mujeres es un hecho ineludible; ya no es necesario leer historias como la que Patrick Süskind describe en el libro El Perfume, donde relata la vida de un asesino de mujeres llamado Grenouille, el cual está obsesionado por obtener un olor y una esencia específicos de cada una de ellas para elaborar perfumes únicos. Triste y penosamente, el pánico social que viven estas mujeres ha superado las expectativas imaginarias y se ha vuelto realidad hoy en día.

Notas y referencias:

Video ‘‘Al final de la calle’’ (Cortometraje) Obtenido de: https://www.youtube.com/watch?v=9W7EmM9Pg38

1 Alfadiario. ‘’2,043 mujeres desaparecidas en Edomex, registra Observatorio de Feminicidios’’ Alfadiario. 5 de octubre de 2016. Recuperado de http://www.alfadiario.mx/articulo/2016-10-05/69124/2043-mujeres-desaparecidas-en-edomex-registra-observatorio-de-feminicidios

2 María de los Ángeles Velasco. ‘’Hallan muerta a joven secuestrada en Naucalpan’’Excelsior Sección Comunidad. 28 de septiembre de 2016. Recuperado de http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/09/28/1119541

3 Silvia Sánchez González. ‘’Hallan cadáveres de dos mujeres desaparecidas en Edomex’’ La Jornada Sección Estados. 28 de septiembre de 2016. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/09/28/hallan-cadaveres-de-2-mujeres-desaparecidas-en-edomex

*Las opiniones expresadas en columnas y artículos no necesariamente representan las opiniones de La Crítica y son responsabilidad de sus autoras.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!