Información

Lesbianismo feminista y antirracista en las calles de San Cristóbal

Por Mariana C. Bertadillo

El sábado 6 de abril, al ritmo de “No queremos machos que nos asesinen”, dio inicio la marcha de visibilidad lésbica en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en el marco de las Jornadas Lesbofeministas Antirracistas “Tejiendo Rebeldías”, organizadas por la colectiva feminista LESbrujas, en esfuerzo conjunto con la organización K’inal Antsetik.

Las Jornadas estuvieron enmarcadas en un esquema de trabajo diseñado para analizar, identificar, sensibilizar y proponer desde los contextos y prácticas de las 70 asistentes, provenientes de los estados de Aguascalientes, Jalisco, Guerrero, Veracruz, Yucatán, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato y Chiapas. Y de otros países como Brasil, Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Bolivia, República Dominicana, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Estados Unidos.

Los primeros dos días fueron programados para analizar, reflexionar e identificar las prácticas lesbofóbicas y racistas de los contextos de proveniencia de cada asistente. Divididas en grupos de trabajo primero por región, luego por lugar de enunciación racial (indígenas, afroescendientes, mestizas y un cuarto grupo que no quiso nombrarse), las asistentes construyeron un mapeo regional de problemáticas, causas estructurales y prácticas que desvelaron consecuentes del orden heteronormativo, homogéneo, “capitalista en su fase neoliberal” y, por lo tanto, colonial, vigente.

Los siguientes dos días consistieron en espacios de propuestas, creaciones e ideas compartidas en torno a la construcción del posicionamiento de las Jornadas como un preámbulo al regreso de las participantes a sus lugares de origen o actual residencia.

Durante el primer día se conversaron Propuestas políticas lesbofeministas y Creaciones colectivas; además, se impartió el taller de Creación poética a través de la recuperación de los nahuales. Durante el segundo día tuvieron lugar el taller de Batucada feminista, Feminismo comunitario y Autodefensa feminista.

Como parte de las reflexiones de las Propuestas políticas, durante el primer día, un subgrupo de ocho jóvenes discutió la pertinencia de retomar las aportaciones de las lesbianas feministas jóvenes, quienes denunciaron un dejo de invisibilización y adultocentrismo presentes dentro del propio movimiento lésbico feminista latinoamericano, rumbo al Encuentro Lésbico Feminista Latinoamericano y Caribeño (ELFLAC) 2014, a celebrarse en Colombia el próximo mes de octubre.

Producto de los talleres, los análisis, reflexiones y aquelarres de la intensa semana, la marcha de visibilidad de ese “Tejiendo rebeldías” se suscitó en medio de un clima de alegría, organización y unión entre las asistentes, quienes al grito de “¡Amazonas!”, se congregaban alrededor de quienes osaran tomar fotografías de forma insistente a las corporalidades y expresiones presentes en la marcha.

La marcha de protesta y visibilidad fungió también como un lugar de enunciación desde donde las mujeres lesbianas feministas antirracistas andantes señalaron algunos establecimientos del corredor comercial y turístico de Guadalupe como espacios de discriminación racial y sexual.

Después de un mitin que incluyó el pronunciamiento de las Jornadas frente al Palacio Municipal de San Cristóbal, los contingentes se dispersaron. Horas más tarde, todas volverían a reunirse, muy cerca de donde concluyó la marcha, para cerrar con broche de oro las Jornadas al ritmo de Ochy Curiel y Mare Advertencia Lírika, con su distintivo sello de rap, feminista, oaxaqueño.

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!