Feminismo

La reforma al artículo 19: para frenar feminicidios hay que dar prisión de oficio a los acusados de violencia familiar

Alba Calderón

Ciudad de México, 17 feb 19.- En el mes y medio que va del 2019 ya hay registro de 133 feminicidios en México, según el Secretario Ejecutivo Nacional. Desde el 2017 la ONU reconoció que “el lugar más peligroso para una mujer es su casa” y pidió con urgencia más medidas de protección para los países en donde el problema ya era grave.

Desde que en diciembre de 2018 el Senado aprobó incrementar el catálogo de delitos acreedores a la prisión preventiva de oficio, diversas instancias, como la CNDH y la misma ONU, pidieron no aplicar esa medida que consideraron violatoria a los Derechos Humanos.

La segunda semana de febrero, los diputados organizaron distintas audiencias para escuchar a más de 60 organizaciones y representantes de diversos gobiernos, en distintos niveles, que en su mayoría se pronunciaron contra la ampliación del catálogo de delitos que ameriten prisión preventiva.

Aunque el Congreso de la Unión apenas discute si incluir al feminicidio o no en la reforma al artículo 19, para la abogada feminista Gabriela Amores, quien desde hace más de 10 años se dedica exclusivamente a la representación de mujeres, la prisión preventiva de oficio se debería aplicar contra los denunciados por violencia intrafamiliar.

“Yo solicito medidas de protección para la víctima, pero el sujeto va y la mata. Hay muchas mujeres que aún con las medidas de protección, las han asesinado.  

Lo que está sucediendo en el Sistema Penitenciario son cuestiones económicas, más no sociales. Que hayan salido 20 mil reos en el 2016, en la Ciudad de México, no atiende la necesidad de seguridad, ni para la sociedad ni para el objetivo de reinserción que tiene el sistema penitenciario, es solamente no invertir más en estos sujetos”,

detalló la abogada Gabriela Amores. 

La abogada también advirtió que más de 11 mil llamadas de auxilio al 911, por violencia intrafamiliar sustentan que este delito requiere una atención urgente: “Atrás de esos feminicidios existió esa llamada de auxilio”, detalló Amores. 

Las historias de Campira, Jeysol y de Abigail fueron presentadas en las mesas de trabajo de la comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, por la organización Pro Persona y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, para detallar cómo ministerios públicos y jueces participan en un sistema machista que poco favorece a la justicia para las mujeres víctimas de estos delitos. 

Campira 

A Campira Camorlinga la estranguló el que fue su novio, Jorge N, en su propio departamento, en enero de 2016. Como se presume que no fue su única víctima, los medios apodaron al asesino como “El Mata Novias”. Él escapó y fue capturado un año después, pese a que múltiples testimonios y evidencias lo señalan como responsable. Hace unos días, sus abogados casi logran su libertad porque el feminicidio no es considerado un delito que amerite la prisión preventiva de oficio. 

Los magistrados del Cuarto Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal de la CDMX rechazaron una solicitud de amparo promovida por el detenido, pero sí consideraron que como el feminicidio no está incluido en el artículo 19, no tenía por qué aplicársele la prisión preventiva de oficio por este delito, que sólo está contemplada para el homicidio doloso. Lo único que impidió su libertad fue el posible uso de un arma en sus crímenes.   

Jeysol

A Jeysol la atacó el que era su pareja en 2016, recibió 37 puñaladas y múltiples golpes con piedras en su rostro y cabeza. Para salvarse, ella fingió su muerte y llamó a la policía cuando él se distrajo, aún así, un juez de Campeche consideró que el responsable no tenía intención de asesinarla y lo dejó en libertad. 

Jeysol hizo público su caso y obtuvo una mejor defensa que acusó a su expareja de feminicidio en grado de tentativa. Se presentaron pruebas de que ella estaba en alto riesgo, que fue desplazada y separada de sus hijos, y del hostigamiento de la defensa del agresor para que le otorgara su perdón. Cuando se reunieron los suficientes elementos para vincularlo a proceso por este delito, una jueza decidió ampararlo para que enfrentara el juicio en libertad porque el feminicidio no es delito grave. 

Aunque fue declarado culpable él sigue libre, “hasta que no tenga una sentencia ejecutoria se seguirá privilegiando su derecho a la libertad”, contestaron los jueces a la defensa de la víctima.

Abigail 

El 10 de diciembre de 2016, Abigail fue asesinada por tres sujetos que habían ido a una reunión familiar a casa de la víctima. Uno de ellos se había presentado como su novio. Una vecina encontró el cuerpo de Abigail en un lote baldío al día siguiente, tenía signos de violencia sexual y múltiples lesiones. La necropsia indicó que la causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento. 

Los familiares de Abigail señalaron a quienes estuvieron con ella sus últimas horas. Dos de ellos fueron arrestados en ese mismo momento, pero los liberaron porque el ministerio público (MP) alegó no tener suficiente evidencia para vincularlos con el asesinato. Todos huyeron y hasta el momento dos de ellos siguen libres.  

“Las víctimas no sólo sufren por el daño que les ha causado los agresores, sino que además tienen que defenderse de las lagunas del sistema. Están indefensas. No se encuentran en la igualdad de armas para enfrentar al Ministerio Público. Y están en desventaja frente al juez”,

explicó Katherine Mendoza, de la organización Pro Persona, que ha acompañado los tres casos.

“El sistema de justicia mexicano permite que los feminicidas se evadan de la justicia”, explicó la representante de la organización, “necesitamos que se garantice la comparecencia del imputado”, explicó. 

Los diputados de Morena, interesados en atender la solicitud presidencial e integrar el robo de combustible y los delitos electorales a la lista de delitos que ameritan prisión preventiva de oficio, del artículo 19, preparan más audiencias para analizar qué otras medidas podrían ayudar a combatir “los delitos que más lesionan a la sociedad mexicana”. Esta vez los familiares de las mujeres  víctimas de feminicidios esperan ser escuchadas. 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!