O la complejidad de los personajes femeninos

Jocelyn Pérez Mendoza

Gilmore Girls, serie creada por Amy Sherman-Palladino, nos muestra la vida de Lorelai, quien fue madre desde la adolescencia y soltera, y su hija Rory, bibliófila que sueña con entrar a Harvard. La serie se lleva a cabo en una ciudad ficticia y cursi llamada Stars Hollow en Connecticut.

He visto esta serie dos veces y bajo circunstancias diferentes. La primera vez que la vi, no soporté que Rory tomara decisiones tan irresponsables  porque sabía que iba a tener a su mamá respaldándola –lo cual no sucedió– y dejé de verla por el coraje, la terminé unos meses después. La segunda vez que la vi fue porque dije “solo voy a ver el piloto”, una temporada después decidí que iba a verla de nuevo, también me di cuenta que tenía cualidades que había buscado en otras series: mujeres protagonistas, la mayoría de los créditos principales son de mujeres, la creadora es una mujer y lo que más me impresionó: la complejidad de los personajes femeninos.

Un personaje es complejo cuando hay credibilidad de que pudiera existir en el mundo real por tener definidas sus metas, defectos y virtudes, también porque está abierto al cambio. Lo interesante de GG es que Amy Sherman-Palladino crea un mundo con personajes mujeres complejos y bien definidos, personajes que por su apertura emocional tienden al cambio, lo que para mí significa UN MUNDO DE MUJERES, en el que sus problemas tienen el rol principal y son tratados con seriedad (a excepción de un par de casos), no con la frivolidad y misoginia tan común,  un mundo en el que se desarrollan y crecen espiritual y emocionalmente. Mientras que los hombres pasan a segundo plano, viven estancados, evolucionan poco, y si son padres, están ausentes.

Luisa Muraro en El orden simbólico de la Madre habla sobre cómo el rompimiento del lazo madre-hija es algo abrupto y eso fractura su relación, por lo que la hija crece resentida con la madre, sin embargo, el papá de Rory, nunca estuvo muy involucrado en la vida de ambas, en consecuencia el lazo madre-hija permanece intacto y es la razón por la que Rory y Lorelai tienen una relación de mejores amigas y se apoyan entre sí. Mientras, la madre de Lorelai, Emily sí intenta acercarse a su hija varias veces pero Lorelai vive resentida con su madre y no puede olvidar todo lo que vivió cuando vivía con sus padres.

Desconozco hasta qué punto Amy Sherman-Palladino, era consciente de que la música usada en la serie, en su mayoría, es de mujeres. En la primera temporada hay un concierto de The Bangles, banda ochentera y una de las primeras agrupaciones constituidas solamente por mujeres. Por otro lado, está Sam Phillips, quien canta todas las “Lalala” a lo largo de la serie, pero también canciones como  “Where The Colors Don’t Go”, “If I could write”. Asimismo, el tema principal “Where You Lead” de Carole King, es interpretado por una mujer, aunque la versión que la serie utiliza es un dueto con Louise Goffin.

Por último, la pregunta del millón: ¿hay feminismo en Gilmore Girls? En el primer capítulo Rory dice que su nombre completo es Lorelai, porque entre hombres es costumbre llamar al hijo como el padre pero su mamá decidió apropiarse de aquella costumbre y en palabras traducidas de Rory “el feminismo se hizo cargo” (de llamarla así) o también cuando Paris (archienemiga/amiga de Rory) le contesta al director de forma irónica: “somos mujeres, así que solo podríamos estar discutiendo sobre un hombre, ¿no?”, además de otros momentos. Para no dar tanta vuelta y contestar a la pregunta: Sí, hay, PERO es un feminismo blanco, un feminismo que ve a Hilary Clinton como ícono feminista, feminismo de mujeres empoderadas, un feminismo que no se cuestiona las formas de relacionarnos, un feminismo burgués, pues aunque Lorelai y Rory no sean millonarias, son blancas y tienen una vida acomodada en la que pueden darse el lujo de comer siempre afuera e ir de compras seguido.

Respecto a lo que no me gusta, debo decir que no soy fan de la séptima temporada, en la que la creadora ya no está al cargo del desarrollo de la historia; tampoco hablo del relanzamiento producido por netflix, ni del desempeño actoral de Alexis Bledel (Rory), pues no hay matices en su voz y resulta monótona eventualmente, en las primeras temporadas no me molesta porque es una adolescente, pero a los veintidós años, ¿nadie le dice nada?

Gilmore girls no será una serie abolicionista pero es un gran paso hacia la representación no masculinizada de mujeres. Es también la predecesora de Grey’s Anatomy y New Girl, series con personajes mujeres como protagonistas. GG es una serie que puedes ver con tu mamá, tus amigas, en soledad, mientras lloras, mientras estás feliz… y habrá algo que resuene contigo en este mundo donde las mujeres sí somos las protagonistas.

Comments

comments

One thought on “Gilmore girls

  1. ¡Hola! Sólo quería decirte que estoy muy de acuerdo contigo y te agradezco que hayas escrito esto. Hace tiempo vi Gilmore Girls, me pareció un avance en el protagonismo de la mujer, pero sí, al igual que tú no lo sentí como un feminismo representativo. Todo estaba fácil para ellas. Tampoco me agradó el personaje de Rory, es verdad, es muuuy monótono. Me gustaría seguir comentandolo, pero se haría muy largo.

    Te mando saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!