Feminismo

Criminalizan a niñas y jóvenes sobrevivientes de incendio en Guatemala

La Crítica

El 8 marzo de 2017, niñas y mujeres jóvenes de entre 13 y 17 años recluidas en Hogar Seguro Virgen de la Asunción en Guatemala, protestaron las condiciones de abuso en las cuales se encontraban e incendiaron algunos colchones para que las dejaran salir. Sin embargo, en el incendio fallecieron 41 y sobrevivieron 15 con heridas de diferentes grados. A dos años del incendio, se pretende criminalizar a las sobrevivientes.

El periodista Asier Vera declaró a través de Twitter que existe actualmente una denuncia en contra de las 15 sobrevivientes por parte de Ludwin Jacob Sanvodal Jerez, quien, a su vez, niega haber interpuesto una demanda en contra de las menores, a pesar de que aparezca su nombre en los documentos que presentó en la fiscalía el abogado Byron Franco Alvarado el pasado 6 de septiembre de 2019.

Las familias de las menores exigen justicia al Estado de Guatemala en contra de los verdaderos responsables, quienes continúan con un proceso abierto, pero lento. El pasado 22 de octubre se suspendió la audiencia debido a que no se presentó una de las imputadas, la monitora Luciflor de María López.

En un comunicado, diversas organizaciones exigieron que se llevara a cabo un proceso justo para las familias, niñas y jóvenes sobrevivientes, además de denunciar la falta de eficiencia en los juicios contra responsables y la disminución en la gravedad de los cargos contra estos últimos. Pidieron también el alto a la revictimización de las sobrevivientes, incluyendo la llamada a testificar reiteradamente sobre los hechos y que no se les prevenga tampoco de declarar, como es su derecho.

Al respecto, Carolina Vásquez Araya, periodista chilena que radica en Guatemala, escribía en el portal Rebelión:

“Dado el carácter surrealista de esta demanda contra las verdaderas víctimas de la violencia institucional perpetrada por el Estado de Guatemala contra niñas indefensas, es lógico suponer que se trata de una maniobra para amordazarlas, desacreditarlas y desarticular así cualquier intento de las verdaderas víctimas en la búsqueda de justicia y reparación. Por ello surge la duda de quién o quiénes serán los verdaderos impulsores de tal iniciativa. Cuánto miedo tienen a que se conozca la verdad de lo sucedido entre esos muros. Cuántos personajes poderosos podrían caer al conocerse en detalle las atrocidades cometidas contra niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad acogidos en esos hogares creados para ser seguros, bajo la protección de un Estado que ha demostrado con creces su debilidad moral.”

 

Imagen de TeleSUR

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!