Cultura

[Opinión] Cinco películas lésbicas que toda feminista debería ver

cine

Por Violeta Ríos

 

En la red se pueden encontrar montones de recomendaciones de películas lésbicas, que si las historias de amor más románticas, que si los enredos más divertidos, pero ¿qué tal el contenido? Muchas de estas películas son simplemente una copia fiel de películas de amor romántico heterosexual, plagadas de estereotipos y con historias sosas de amor eterno, la media naranja y demás clichés… Por eso aquí te preparamos una selección de las cinco películas lésbicas que toda feminista debería ver, porque independientemente de que seas, estés o devengas lesbiana, o no, a estas películas se les puede rescatar un análisis feminista sobre las relaciones, los roles de género, el activismo y la lesbiandad como opción política.

1. Itty Bitty Titty Commitee

Itty_Bitty_Titty_Committee_film_poster

(Dir. Jamie Babbit, Estados Unidos, 2007)

Literalmente significa «El comité de las tetas pequeñitas». Una comedia que gira en torno a un grupo de activistas feministas jóvenes que forman una colectiva radical y autogestiva. Existen muy pocas películas que retraten formas de activismo autónomo, mucho menos el feminista radical, esta comedia se desarrolla en Estados Unidos, por lo cual retrata su contexto particular. Esta cinta muestra de forma divertida los ires y venires de la CIA – Clits In Action (Clítoris En Acción), una colectiva conformada por jóvenes feminsitas radicales, incluyendo diferentes identidades: una feminista hetero radical pero flexible y curiosa, una artista lesbiana feminista, un chico trans en proceso de transición, y una lesbiana feminista radical enfrascada en una relación monótona y con una feminsita institucional. El eje central de la historia es la historia de amor de la protagonista con una lesbiana no feminista que trabaja en una clínica de cirugía plástica y las tensiones que se desatan entre ella y su pareja de muchos años, una feminista mayor que ella metida de lleno en el feminismo institucional. A partir de ahí sucede lo más interesante de la trama: por un lado, las diferencias entre el activismo institucional de la feminista madura y el desdén por el activismo radical y autogestivo de la protagonista, visto como un impulso de juventud que no transforma nada, lo cual puede verse como una crítica al adultocentrismo y a la tendencia a normalizar e institucionalizar las disidencias. Por otro lado, está el proceso de conversión al feminismo por parte de la nueva integrante de la colectiva, que muestra su radicalización y la modificación de sus prácticas y su propia vida. Entre la historia se retratan también los problemas y conflictos que se dan tanto dentro de una colectiva feminista radical como con su entorno eminentemente machista, lesbofóbico y asimilacionista. Conflictos ideológicos, afectivos y amorosos atraviesan el proceso de esta colectiva en la realización de su primera intervención a gran escala para visibilizar su postura y su discurso en la esfera pública.

índiceefef doc_1781_0

 

 

2. Bound

bound_ver6_xlg

(Dir. Hnos. Wachowski, Estados Unidos, 1996)

Traducida como Atadas al deseo, este filme es un thriller sobre el pasional y tórrido romance entre dos particulares personajas: Corky, una exconvicta, lesbiana butch que hace trabajos de albañilería y plomería para sobrevivir tras haber salido de la cárcel, y Violet, la femenina concubina de un mafioso de tercera categoría que colabora con la mafia italiana. La cinta muestra cómo se desarrolla el romance y las tensiones que surgen entre una lesbiana que ha vivido abiertamente como tal, cumpliendo el estereotipo de la lesbiana masculina,  y una lesbiana estereotipicamente femenina que además vive con un hombre. Aquí se da una interesante reflexión sobre los modos de vivir la lesbiandad que se aproximan a la idea política de la lesbiana: si bien Violet vive con un hombre y pareciera tener una relación afectiva con él, ella lo ve sólo como un trabajo pues ella «sabe lo que es». Obtiene ciertos beneficios de él, pero para ella, eso no la hace dejar de ser lesbiana. Pero el cuestionamiento de Corky sobre la dependencia de Violet hacia un hombre, y el creciente vínculo que se desarrolla entre ellas culmina en un acto simbólico y literal de emancipación: ambas mujeres planean un robo masivo al amante de Violet para por fin emanciparse de la dependencia hacia él y liberarse. Además de una trama interesante y una interesante estética fotográfica, se puede hacer un análisis feminista de estos personajes, los estereotipos que replica y los que rompen, y la reflexión en torno a la autonomía y la viviencia de la lesbiandad desde diferentes contextos. Como añadidura, las escenas eróticas no son nada artificiosas, retratan mejor que muchas otras películas una visión realista del sexo lésbico y eso no es gratuito: los directores pidieron asesoría nada más y nada menos que a Betty Dodson, una de las gurús de la sexualidad femenina, quien ha dedicado su vida a difundir información sobre el clítoris y su anatomía, ha desmitificado la idea del orgasmo vaginal, entendiendo la compleja anatomía del clítoris, y ha dado talleres de masturbación y orgasmos femeninos en varias partes del mundo. La cinta es una interesante propuesta, diferente a la tradicional comedia romántica o dramón trágico que saturan la oferta de cine lésbico comercial.

bound-1 imagesjkjp

 

 

3. Fire

fire

(Dir. Deepa Mehta, India, 1996)

Esta cinta forma parte de la trilogía Elements (Elementos) de esta directora que busca retratar diferentes condiciones de las mujeres en la India. Fire (Fuego) relata la historia de amor de dos mujeres pertenecientes a una familia tradicional en la India. Una de ellas, Radha, lleva años casada con un hombre que es fiel seguidor de Swamiji, un gurú que predica la abstinencia sexual como camino a la liberación espiritual, como parte de la eliminación de los deseos. Como tal, llevan años sin tener contacto sexual, prácticamente ni siquiera físico. Su vida transcurre así entre su encierro en casa, el trabajo doméstico y la frialdad e indiferencia de su esposo. En su casa vive además su suegra y el hermano de su marido. Éste se casa por arreglo matrimonial, algo bastante común en India, con Sita una joven y alegre chica, quien se muda con él. La nueva integrante del núcleo familiar se llena de decepción al saber que su nueva vida será estar encerrada en casa, sirviendo a los hombres, con un esposo misógino que la ignora y desprecia, pues está enamorado de otra mujer asiática con quien no le está permitido casarse. Además, en su noche de bodas se topa de frente con el ejercicio de una sexualidad coitocentrada donde su placer no tiene lugar. Radha ve en ella, al inicio, a una rival, después como una ayuda para el exhaustivo trabajo doméstico, pero poco a poco se da cuenta de las afinidades y comienzan a entablar una estrecha amistad que se va convirtiendo en subversiva, cuestionadora y erótica. En ella descubren su capacidad de crecimiento, reflexión y alegría, lejos de la opresión de sus esposos y la reclusión en el hogar que la sociedad les impone. Luego van descubriendo juntas su placer, hasta antes negado en el esquema misógino y heterosexual. En esta película se puede encontrar un análisis del sistema heteropatriarcal que sigue imperando en lo ancho y largo de el planeta, que se perpetúa fuertenemente mediante el matrimonio y la heterosexualidad obligatoria, y que implica la sujeción de las mujeres al hogar y a la dependencia económica de sus maridos. La directora muestra una de las fugas a este sistema y una propuesta de autonomía y placer para las mujeres: la lesbiandad. Como dato curioso: cuando la película fue proyectada en la India, fue boicoteada por el propio público, que la consideró ofensiva y humillante.

fire3

 

 

4. But I’m a cheerleader

enhanced-buzz-25833-1386174980-0

(Dir. Jamie Babbit, Estados Unidos, 1999)

Traducida en México como Porrista de profesión. Es una comedia que trata sobre aquéllas organizaciones que aseguran curar o reparar la homosexualidad. La protagonista es una chica, porrista precisamente, que «no se ha dado cuenta» de que es lesbiana, y su familia y amigxs se lo hacen notar, a la vez que la inscriben en un programa llamado True Directions (La dirección correcta), enfocado a enderezar y llevar por el buen camino -el heterosexual- a quienes se han salido de él. A pesar de que parte del discurso en el filme tiene que ver con cierta naturalización de la homosexualidad (es decir, con que las personas nacen así y no hay nada que puedan hacer, lo cual es cuestionable en tanto niega que la sexualidad y las identidades de género son también construidas socialmente) logra retratar de manera cómica la performatividad del género y al mismo tiempo, el aprendizaje de la heterosexualidad. La película hace una sátira caticaturizada de la construcción de la heterosexualidad que muestra lo ficticio cliché de los roles de género construidos sobre estereotipos rígidos y absurdos. El programa para «reparar» la homosexualidad se basa en enseñar a quienes están inscritas en él los roles de género para orientarlas de nuevo al buen camino, mediante un entrenamiento con fuertes analogías y símiles con un entrenamiento militar, muestra cómo la heterosexualidad se basa en aprendizajes de roles de género impuestos a las mujeres, tales como la maternidad, el trabajo doméstico y la pasividad, además de lo que se espera de las relaciones sexuales heterosexuales en un marco estrictamente coital. La película es un divertido -aunque también agridulce- retrato de cómo en la vida cotidiana y desde pequeñas hemos sido condicionadas para cumplir ciertos roles de género, vinculados estrechamente con la heterosexualidad.

968full-but-i'm-a-cheerleader-screenshot cheerleader3

 

 

5. Go Fish

220px-Gofish

(Dir. Rose Troshe, Estados Unidos, 1994)

Es una película independiente, escrita y dirigida por lesbianas. Esta es otro interesante retrato de un grupo de amigas lesbianas en  un ambiente universitario en Estados Unidos. Entre reflexiones, lecturas feministas y amoríos transcurren las vidas y cuestionamientos de estas chicas que se cuestionan día a día sobre su entorno y sus propias vidas. Enamoramiento, relaciones a larga distancia, los estereotipos butch/femme (lesbianas masculinas o femeninas), la sexualidad y las identidades, el clóset y las amistades son algunas de las reflexiones y dilemas que muchas de nosotras hemos tenido.  Aunque de nuevo el eje conductor de la película es una historia de amor, termina siendo un pretexto para un cúmulo de cuestionamientos y dilemas de un grupo de amigas lesbianas estadounidenses en plena década de los noventas. La cotidianidad retratada en blanco y negro, sin pretensiones. Entre poesía y flashbacks se desarrolla una película franca que retrata muchas de las situaciones relacionadas con el género y la construcción de heterosexualidad obligatoria que se atraviesan en la vida de muchas mujeres.

Go-Fish índiceddd

 

Comments

comments

6 thoughts on “[Opinión] Cinco películas lésbicas que toda feminista debería ver

  1. Fome.-
    otras opciones:
    Libertarias** buena
    El secreto
    Vólver
    Las puertas de mi cárcel
    Si las paredes hablaran [1 y 2]**( buena )
    Aymeé y Jaguar
    etecéetecéetecé
    El color púrpura ( buena buena)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!