Calaveras Feministas

[Calaveras Feministas V] En memoria de ellas

Por María Guadalupe Pérez Ferra

 

Entre las calles coloridas del camposanto

una multitud a la Catrina le causó espanto.

Muchas mujeres de pronto marchaban

con mucha furia exigían y gritaban.

 

Justicia para sus hermanas vivas

ya no más muertes excesivas.

A la huesuda pidieron un trato

que a las almas nuevas llevara sin maltrato.

 

La calavera se detuvo a escucharlas

tenían mucha razón en su charla.

Algo le parecía un poco extraño

muchas chicas murieron el último año.

 

La Catrina se puso muy triste

tenía un servicio peor que el del ISSSTE.

Algo estaba haciendo mal

que tantas chicas murieran no era normal.

 

Entonces la calaca se puso a pensar

a los violadores se tenía que llevar.

No más mujeres asesinadas,

la muerte se hizo su aliada. 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!