Información

7 poderosos momentos de este 2018 para las mexicanas

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Ciudad de México, 20 de diciciembre de 2018.-

Cada una tiene su lista de los mejores momentos de este 2018, esos que fueron un mensaje de esperanza y transgresión frente al contexto político, social y económico que vivimos las mujeres en México; sin embargo, en el colofón de este año quise hacer un recuento de 7 acciones protagonizadas por mujeres que tuvieron amplia resonancia en los medios y, sobre todo, que nos recordaron lo valientes, fuertes y poderosas que podemos ser.

1.- “No te rindas, no te vendas, no claudiques”

El 8 de marzo pasado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) convocó a las mujeres de todo el mundo a reunirse en el Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo y Cultural de Mujeres que Luchan, que duró tres días y tuvo lugar en El caracol de Morelia, en el sur de Chiapas. Ahí estuvieron reunidas cientos de mujeres de distintos países, entre ellas madres de desaparecidas, víctimas de violencia sexual durante la guerra en Guatemala, refugiadas, entre otras. Luego de diálogos, juegos, bailes y días enteros de convivencia sin la presencia de ningún hombre y en tierra zapatista, uno de los mensajes finales de las indígenas fue “hermana y compañera, que esto que estamos diciendo aquí te lo está diciendo una mujer zapatista mientras te da un abrazo y te dice al oído, en tu lengua, en tu modo, en tu tiempo: no te rindas, no te vendas, no claudiques”.

Foto: Hazel Zamora/ Cimacnoticias

a2.- Medallas de oro y campeonatos
Este año fue excepcionalmente bueno para las deportistas mexicanas, quienes destacaron como ganadoras principales en más de una disciplina. En mayo, Guadalupe González, del Estado de México, ganó la la medalla de oro en la prueba de los 20 kilómetros de caminata de la Copa del Mundo de esta especialidad, en China; luego de 36 años de no hacerlo, en septiembre de este año la selección mexicana ganó el Campeonato Mundial de voleibol femenil, en Japón; en noviembre, la nadadora Liliana Ibáñez fue la máxima medallista (9 en total) de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, competencia donde más de la mitad de las 341 medallas para México fueron obtenidas por mujeres; en diciembre, el Tri femenil -dirigido por primera vez por una mujer- llegó a la final del Mundial de Fútbol Sub-17, y la gimnasta Alexa Moreno -quien ha recibido fuertes agresiones gordafóbicas en las redes sociales- ganó la medalla de bronce en el Mundial de Gimnasia, la primera presea para México en esta competencia.   

Foto: Tw Comisión Nacional del Deporte (CONADE)

3.- “Alertaaaa, alertaaa. Alerta, alerta, alerta al que camina que América Latina será toda feminista”

Como no se había visto en años anteriores, en 2018 la capital del país fue testiga de al menos cinco megamarchas convocadas y protagonizadas por mujeres para exigir, exclusivamente, el reconocimiento de sus derechos. Entre las marchas más emblemáticas estuvo la del 8 de Marzo, cuando miles de capitalinas participaron en un “paro” de labores para exigir que se les reconozca en todos los ámbitos; el 10 de mayo, Día de las Madres, se llevó a cabo la Marcha por la Dignidad Nacional, en la que decenas de contingentes de familiares de personas desaparecidas en todo el país llegaron hasta el Ángel de la Independencia para denunciar la inacción del gobierno en sus casos; el 28 de septiembre, cientos de mujeres salieron para pronunciarse públicamente a favor del aborto, ello como apoyo al movimiento de mujeres en Argentina, donde el Senado discutía una iniciativa -que no se aprobó- para legalizar la interrupción del embarazo; el 3 y 25 de noviembre, las mujeres se pronunciaron contra la violencia feminicida; y durante todo el año en todo el país se llevaron a cabo decenas de marchas más pequeñas para exigir justicia por el asesinato o desaparición de alguna mujer en específico.  

Foto: Greta Gómez

3.- En defensa del Agua, la Tierra y la Libertad

Una carretera que forma parte de la construcción del Nuevo Aeropuerto -el megaproyecto más polémico del año y que gracias al esfuerzo de los pueblos organizados se canceló- está dividida por una casa que ha resistido ahí por más de 17 años. La dueña es Nieves Rodríguez Hernández, una mujer que se niega a vender a las empresas su patrimonio y que junto con otras mujeres rurales del país defiende la tierra, el territorio y los bienes naturales.

Foto: Pinfra

Este es sólo un ejemplo del conjunto de megaproyectos y otras construcciones de inversión extranjera contra las cuales las mujeres, principalmente indígenas y rurales, se organizan. En 2018 esto les dio como resultado que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitiera una sentencia a favor de la comunidad de Bacanuchi, en Sonora, para detener la construcción de una presa de Grupo México, misma corporación que años atrás causó a la comunidad la mayor tragedia ambiental en la historia del país; además, la comunidad de Unión Hidalgo, en Oaxaca, también ganó otro amparo para retrasar la construcción de un parque eólico que les causaría afectaciones directas y les despojaría de sus tierras ancestrales; y en diciembre pasado, la Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán logró la cancelación del proyecto inmobiliario Quiero Casa, acusado de desperdiciar por más de dos años cientos de litros de agua de manantial.

Foto: La Coperacha

4.-”Disfruto de ganar una sentencia, de que los militares reciban su castigo”

Foto: El Sur de Acapulco

Hace 16 años, la indígena tlalpateca Valentina Rosendo Cantú fue violada por 8 militares. El caso quedó impune hasta que el 1 de junio de 2018, la jueza Fabricia Contreras Perales del Juzgado Séptimo de Distrito de Guerrero condenó por 19 años a los militares Nemesio Sierra García y Armando Pérez Abarca, por los delitos de violación y tortura. La sentencia se logró hasta que el caso llegó a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, ello luego de que Valentina decidió no callar la violencia que vivió y de persistir en su exigencia de que sus agresores fueran castigados. El día de la sentencia, Valentina declaró a los medios: ”Disfruto de ganar una sentencia, de que los militares reciban su castigo”.

Aunque en la mayoría de los casos la justicia fue omisa para las víctimas, hubo algunas sentencias en las que las mujeres consiguieron el reconocimiento a sus derechos y éstas quedaron como precedentes para futuros casos. Otros ejemplos son el de María Guadalupe Pereda Moreno, en Ciudad Juárez, y de Reyna Gómez Solórzano, en Quintana Roo, ambas que fueron acusadas de asesinar a sus exparejas; sin embargo, en ambos casos ellas actuaron en legítima defensa y salvaron su vida, por lo que este 2018 -varios años después- Guadalupe quedó absuelta y Reyna, también libre, recibió una disculpa pública por parte de la Fiscalía de su estado.

Y en los casos donde la justicia no vino de las instituciones, las mujeres se organizaron para obtenerla. Es el caso de la Asamblea Nos queremos Vivas Neza, que este 2018 cumplió un año de se haber conformado con el fin exclusivo de defender la vida y la libertad de las mujeres en el segundo municipio con más feminicidios en la entidad mexiquense.

Durante el evento de aniversario, Lidia Florencio Guerrero, madre de Diana Velázquez Florencia, asesinada el 2 de julio de 2017, dijo: “cuando las autoridades fallan, cuando el Estado es omiso y negligente, a nosotras como madres, a ustedes como colectivas, nos corresponde hacer este trabajo.

Foto: Itzel Avendaño

6.- Es inconstitucional no dar seguridad social a las trabajadoras del hogar

Foto: CIMAC

Luego de décadas de organizarse y exigir el reconocimiento pleno de sus derechos como trabajadoras, las empleadas del hogar finalmente consiguieron que el pasado 5 de diciembre la SCJN reconociera en una sentencia lo que ellas han dicho por años: es inconstitucional y discriminatorio que las y los patrones no estén obligados a inscribir en la seguridad social a las empleadas.

Este logro, que podría beneficiar a las 2.3 millones de mujeres que se dedican al trabajo del hogar remunerado, se suma a la conformación de un sindicato nacional, la elaboración de un contrato colectivo para el gremio, y la modificación en 2012 de la Ley Federal del Trabajo que las empleadas organizadas han conseguido los años recientes.
F


7.- ¿Se acuerdan de Lupita, la mexicana que a sus 96 años aprendió a leer?

En marzo pasado, el medio español El País publicó la historia de la mexicana Lupita Palacios, quien a los 96 años decidió retomar sus estudios para aprender a leer y a escribir. Finalmente obtuvo el título de secundaria y ahora planea empezar el bachillerato.


Video: El País

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!