A un año y 7 meses del feminicidio de Yini Sandoval Reyes

Imagen cortesía de la organización

(Comunicado)

¿Continuaremos sosteniendo una cultura de impunidad que rige a favor de los culpables?

A todas las organizaciones: Ha transcurrido 1 año y 7 meses del feminicidio de Yini Sandoval Reyes, una joven madre de 28 años, el cual aún continúa en completa impunidad, y el asesino continúa caminando libremente, quizás por las calles de Temuco, burlándose así de sus víctimas directas y de todas las personas sensatas que buscan realmente una sociedad justa.

                Yini fue asesinada en la población San Antonio de Temuco, Región de La Araucanía, en la madrugada del 29 de diciembre de 2016. Posteriormente su casa fue incendiada mientras sus tres hijos dormían, Valentín y Daniel –de 2 y 5 años respectivamente– quienes fallecieron calcinados producto del fuego de aquella noche, e Ignacio, su hijo mayor, falleció a la semana en el Hospital San Borja, donde fue trasladado producto de sus graves quemaduras. A la fecha aún no se conoce quién o quiénes son los responsables de tan macabro crimen, esto producto de la graves negligencias que se han suscitado desde el inicio de la investigación. Los relatos de su madre y su círculo más cercano relatan que desde aquella madrugada todas las instituciones han fallado. Falló Bomberos, a cargo del teniente Felipe Campos y el equipo de Departamentos de Estudios Técnicos (DET), a cargo del Sr. Marco Aguayo, que indican que el incendio fue accidental, a pesar de que un funcionario de Carabineros señalara aquella madrugada que por la posición del cuerpo de Yini, entre otros antecedentes, habían indicios de que podía tratarse de un incendio intencional. Carabineros de Chile falló una vez más, por un lado la Central de Comunicaciones de Carabineros (CENCO), donde una funcionaria de nombre Karla atendió 4 insistentes llamados de personas que pedían auxilio desde el mismo lugar del incendio, quienes informaron que habían personas y niños al interior quemándose, pero que lamentablemente esta funcionaria las atendió con un desgano irresponsable, un tono de voz petulante, sin pedir ningún tipo de detalle ni otorgar contención alguna o prestar apoyo telefónico y en todas las llamadas ella repetía como un “disco rayado” que llamaran los mismos afectados a bomberos para posteriormente colgarles la llamada. Adicionalmente, el funcionario a cargo, Claudio Antonio Morales Márquez, recibió una evidencia correspondiente a una cédula de identidad encontrada en el sector del incendio, este funcionario, además de no tomar notas de quién les entregó la documentación encontrada, pierde esta importante prueba desde el interior del carro policial y que para colmo cuando se le cita para que aclare las circunstancias del día de los hechos simplemente no se presenta a declarar.

                Por otro lado, la Policía de Investigaciones, que al inicio de la investigación estaba a cargo el Subcomisario Leonardo Contreras, siendo quien representaba un organismo técnico de una policía supuestamente especializada no advirtió el más mínimo detalle para que en conjunto con el fiscal Jorge Mandiola pudieran tomar decisiones más acertadas y precavidas. Se dio la orden de levantar los cuerpos y limpiar el lugar, siendo este subcomisario el principal responsable de los errores en la recolección de evidencias. Al ingresar los familiares por orden de la policía, encontraron ropa y sangre esparcidas por el lugar, por lo que solicitan que regresen por estas pruebas; sin embargo, el funcionario PDI Samuel López, señaló a familiares que no trabajarían en vísperas de año nuevo. Cabe recordar que el subcomisario Leonardo Contreras fue encontrado semanas más tarde manejando en estado de ebriedad, por lo que fue removido del caso y reemplazado por el subcomisario Daniel Araneda, quién de forma desatinada le dice a una madre sufriente que su hija seguramente se había suicidado, dado que no tenían pruebas. Señalamos como el principal responsable de la dilación de la investigación al Fiscal adjunto Jorge Mandiola, quién ha liderado la investigación con una actitud clasista, misógina y racista, que además queda en evidencia el interés de fiscalía regional al comparar los recursos, el trato a la familia y la cantidad de diligencias desarrolladas en el caso Luchsinger –Mackay en comparación al feminicidio de Yini.

Se han presentado un cúmulo de diligencias por parte del equipo querellante, de las cuales sólo ha entregado respuestas parcializadas, incompletas, selectivas y en algunos casos erróneas o nulas, lo cual incurre en una grave negligencia. Estos hechos los confirmamos, no como falsea la verdad la Temuco, vocería de la fiscalía cuando asegura que se ha accedido a todas las peticiones de la parte querellante.

Las instituciones estatales que están, supuestamente, para nuestra protección también han fallado. Tras la noche del crimen y los resultados entregados por el Servicio Médico Legal, que indicaban la causa de muerte de Yini, su madre, Alda Reyes, acude al SERNAMEG para solicitar orientación e interponer una querella con la abogada Patricia Alejandra Rubilar Ulloa, para abrir la investigación, pero solo recibe respuestas con tecnicismos y vuelve pensando que contaba con apoyo legal. A las semanas se le acerca el abogado Alejandro Guzmán, quién hasta hoy la ha acompañado, ya que hasta ese entonces aún no se presentaba querella alguna por parte de SERNAMEG. Posteriormente, la abogada del SERNAMEG de La Araucanía, persuade a la psicóloga que le brindaba atención a la madre para que dejara de atenderla ya que si tenía dinero para costear abogados también tendría para costear su atención psicológica y mental; cabe destacar que la psicóloga Margarita Encalada ha sido una de la pocas personas que ha colaborado realmente en el proceso de recuperación de Alda. Así mismo, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, que tras la presión generada por la primera movilización nacional exigiendo justicia por Yini Sandoval y sus tres hijos, junto con una carta entregada por la madre de Yini y Niunamenos Chile, presiona a la Seremi del MMyEG de la región de La Araucanía, Sara Suazo, para que se reúna con Alda. A esta reunión, realizada el día 25 de junio, asiste la madre de Yini, Alda Reyes, con uno de sus abogados y una representante de la Asamblea de Mujeres del Gulumapu, donde se le solicita a Sara Suazo una reunión con el fiscal regional para pedir un fiscal exclusivo para el caso, y una reunión con el presidente Sebastián Piñera, quién visitaba la región esa misma semana. Sobre la primera solicitud aún no se obtienen respuestas, y sobre la reunión con Piñera, manifiesta a los días que es imposible debido a lo copada de su agenda. Sin embargo, llama a Alda Reyes para que le entregue una carta al gabinete. Al acudir a su oficina, Alda le hace entrega de la carta, la cual hace referencia a las negligencias y se expresan las solicitudes. La Seremi, al leer la carta, no le parece el contenido y propone a Alda en su oficina a redactar una nueva carta, donde por el delicado estado emocional de la madre no se pudo expresar tal y cual lo pudo hacer con calma y tiempo, la cual fue transcrita por su secretaria, lo que consideramos indignante y violento, junto con el hostigamiento que la Seremi, Sara Suazo, ha realizado llamando telefónicamente a Alda para pedirle explicaciones sobre manifestaciones y declaraciones realizadas por el grupo de apoyo.

Este relato es solo parte de lo que ha tenido que vivir la familia de Yini Sandoval Reyes, quiénes solo piden que se investigue y se encuentre al asesino. Sin embargo, tanto las instituciones estatales como el sistema judicial, reproductores de un sistema clasista, racista y patriarcal, han cometido negligencias sistemáticamente, las cuales han permitido que el asesino continúe en libertad, siendo un peligro para la vida de otras mujeres y niñ@s.

Sabemos que la única fuerza con la que contamos es con la articulación de organizaciones y movimientos sociales que se sumen a nuestros gritos, porque la violencia es sistemática y no queremos que hayan más Yinis, ni más niñas y niños víctimas del patriarcado, pero tampoco queremos que las familias de las víctimas vuelvan a pasar por los tratos vejatorios de las instituciones y el sistema judicial. Es por esto que les solicitamos: a) apoyar la campaña comunicacional #JusticiaParaYiniYsusTresHijos, mediante declaraciones de sus movimientos y orgánicas en formato carta, imagen y video; b) apoyar en la recolección de firmas de una carta donde se relatan las negligencias y las exigencias para poder obtener justicia y reparación, la cual se entregará como hito el día viernes 24 de agosto en Santiago; c) adherir y apoyar la preparación de la segunda movilización nacional exigiendo justicia por Yini Sandoval Reyes el día viernes 24 de agosto en todos los territorios.

Como grupo de apoyo, exigimos:

Ø Sumario investigativo y destitución para el Fiscal Jorge Mandiola

Ø Sumario investigativo y destitución para el Subcomisario PDI Leonardo Contreras

Ø Sumario investigativo y destitución para el oficial de carabineros Claudio Morales Márquez Temuco, 2 de agosto de 2018

Ø Sumario investigativo y sanciones ejemplificadoras para funcionarios de Carabineros de Chile, equipo investigativo de la PDI, abogada del SERNAMEG y SEREMI

Ø Fiscal exclusivo para la investigación Ø Que el ESTADO se querelle en contra de quienes resulten responsables Ø Capacitaciones obligatorias sobre la violencia machista en todas las instituciones Ø Fiscales especializados en violencia de género y femicidios por región

Ø Educación no sexista en todos los niveles educativos

POR NUESTRAS MUERTAS TODA UNA VIDA DE LUCHA POR NUESTRAS VIVAS ¡REVOLUCIÓN FEMINISTA!

 -Alda Reyes Briones y familia de Yini Sandoval

-Grupo de Apoyo y Defensa Justicia Para Yini Sandoval y sus tres hijos

-Asamblea de Mujeres del Gulumapu

Imagen cortesía de la organización

Comments

comments