[Poesía] Los poemas de Consuelo Cielo

Imagen tomada de Pinterest

Por Consuelo Cielo

 

Poema I

No puedo escribir ni declamar algo que no sienta desde los pies hasta la punta de mi pelo,

Me niego al castigo sonoro de hablar porque si,

Me niego a aceptar las miradas errantes e inquisidoras,

No soporto la negación del pan,

Ni la expropiación bestiaria de la Tierra como si fuera un objeto más de esa larga lista negra,

Me molesta la imposición de amar bajo cuatro paredes, con sus leyes y normas,

No tomaré el bastión de la letra para hablarle a quienes siempre han tenido la pluma,

Me niego al castigo sonoro de hablar porque si,

Así que grito,

Exploto entre la fuerza de las calles repletas y ojos que se asoman,

Lloro, río con fuerza, saco de mi pecho a la pesadilla repetitiva,

Ella se para, se limpia sus rodillas y se va,

Da paso a algunos murmullos,

No los oigo, hago caso omiso a los tribunales esporádicos de alguna mirada por sobre el hombro,

Fabrico tejidos sin parar para entender el entramado de las verdades y sueños,

De los olores de los árboles,

De los juegos y sus reglas perdidas,

La emboscada funciona, pero me doy cuenta un minuto antes así que corro sin descanso, hago un túnel por debajo de la tierra,

Así llegué hasta aquí,

Donde mis manos pudieran verse claramente,

Sin temor,

Y con más dudas y cuestionamientos que ayer por la noche.

———–

Frente

Y es así como me paro frente a mis miedos
Los enfrento
Los siento uno a uno frente a mí
Mi pecho duele
Salta
Uno dos
Al temeroso compás de mis pies cansados
Perdidos
Observo la pena que me producen
Ese dolor de cabeza que provocan
Cada noche
Siempre a oscuras
Aunque afuera hayan luces
Siempre hallo a las sombras incorregibles sobre mi lecho
Le pido al universo que me ayude en el camino
Al agua, al río, al charco
A la hoja de otoño
Que a pesar de todo, hoy me abraza
Y desde lejos escucho, lo que muy adentro me dice:
La soledad es cura, no problema

——————–

Nuestra lucha                                                                                 

Tu foto está borrosa
Es que ayer la vi
Y de tanta confusión y lágrima
Quedó sin tu rostro y pasó a ser una mancha más,
esa que jamás podré sacar de mi piel.
Yo me quedé parada y sin entender nada, en medio del paradero de tu casa y la mía.
Hoy volvió a aparecer en mi memoria
Y en el vidrio de la micro.
Recuerdo cuando me hablabas del miedo que tenías,
Pero de lo segura que estabas,
“Quiero dejarlo”
Me decías,
Mientras tu familia, la sociedad entera y tus miedos, repetían: “quédate ahí, él va a cambiar”
Cuando te fuiste, las dos celebramos
Bailamos en la mitad de la calle
Mientras tu pelo rojo destellaba luz, esquivando las imposiciones y esquemas,
Fue momentáneo
Fue para siempre,
Me di cuenta
Cuando vi tu cara en las noticias
Cuando sentí tu llanto en mi mano
Cuando corrimos juntas
Entre todo el caos
Porque pensamos que tal vez, ése sólo instante o segundo eterno, nos haría libres.
Pero no, las balas, privilegios y su instinto de propiedad sentenciaron otra cosa
No,
Esto no termina aquí, ¿sabes?
Sino fue ahora
Entonces será en otro momento,
Porque te prometo amiga, compañera
Que algún día
Cada mujer podrá decidir lo que desee
Y seguirá caminando segura,
sintiendo desde la exquisita brisa
El canto de las aves
hasta el atardecer naranjo y violeta
Su vida ya no estará marcada por el martirio,
No habrán más espinas,
Ni flores para tapar las penas,
Estaremos todas y cada una
Estrechando la verdad en un grito
Mientras tú te elevarás entre las millones de manos de las otras,
Con decisión,
fuerza
Y la determinación histórica de terminar
Hasta con la última huella
De dolor e injusticia.

—————-

Manifiesto

Cada cierto tiempo,
me da por hacer un manifiesto,
una línea curva de palabras que me hagan vislumbrar el camino,
no soy la misma que antes,
por supuesto que no,
Me gusta más encontrarme con nuevas formas y pensares que lleven a entender aún más los colores que me abrazan,
Ya no creo en la única verdad,
Tengo menos miedos que hace unos años,
Aunque no por eso no despierto atormentada por algún punto suspensivo,
Aún me rondan las dudas aleatorias,
En secreto espero que nunca se vayan.
Sigo amando cada esquina
Cada puerta
O planta
Me indigno con todo lo que me parece inconsecuente
Pero como soy imperfecta
Hermosamente errónea
No temo a decirlo
Gritarlo
Porque ahora las primeras explicaciones se las doy a mi almohada
O las otras me las canto en las mañanas
Mientras observo mi taza de té,
No hay dolor en todas las caídas
No está la culpa maldita que carcome mi estómago
Y se hunde en las cabezas de tantas
De todas
Y así nuevamente me planto frente a mí misma
Sin tanta duda
Riéndome hasta del viento
Porque quiero
Porque mi corazón
La mano
Y los dedos hoy están a disposición
De los mil latidos por segundo
Y la serenidad de mis dedos
Que hoy tocan tan hondo
Y profundo

———————

Sobre nosotras

Y ese día llovió
el agua se hizo una entre sus infinitas preguntas
aclaraciones y dudas
la crítica política,
amiga, hermana, compañera
se hará en cuánto a lo que nosotras definamos
sintamos
explotemos
porque hay que quemar
hay que destruir ese dolor
y todas las culpas
y los inmensos silencios
y esas vergüenzas aprendidas
-aquí y allá-
porque el miedo se esparce en todos lados
y si no lo pronunciamos
se vuelve enemigo
pero, ¿sabes?
hoy me vuelvo verdad
entre las gotas
hoy me vuelvo canto
junto a las otras
y sobre cada letra
cada lengua
cada amor
y acción
soy
siento
vuelvo a ser
me envuelvo
nos vamos
y así nos rebelamos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments