[Opinión] Lucía, nosotras sabemos la verdad, tus feminicidas jamás tendrán paz

Por Montserrat Pérez

En un ejemplo más de justicia que protege a los hombres, hace unos días se dio a conocer la sentencia a los feminicidas y violadores de Lucía Pérez en Argentina. Para los jueces, la vida de Lucía, sus fotografías, sus relaciones fueron justificación para decir que no, no hubo violación y que no se puede probar que haya sido un feminicidio. .

 Usaron excusas de lo más gastadas para decir que hubo consentimiento entre Lucía y sus violadores, cuando, de entrada, el hecho de que fuera menor de edad y ellos mayores, ya debería considerarse como un delito, más aún, si ella había consumido drogas, ya sea porque quiso o porque se las administraron, no puede existir consentimiento si no hay pleno uso de las facultades físicas y mentales. Eso es violación.

Tres hombres, dos de ellos la abusaron y uno los ayudó a encubrirlo, la abandonaron afuera de un hospital y se fueron. La dejaron como un saco de basura y aún así uno de ellos, Alejandro Maciel, fue absuelto porque no se pudo comprobar el encubrimiento y los otros dos, Matías Farías y Juan Pablo Offidani, solamente estarán en la cárcel por 8 años, cuando la familia y la fiscalía buscaban cadena perpetua.

El feminicidio es la forma de violencia última contra las mujeres, usualmente viene acompañada de otras formas de violencia extrema, entre ellas, la violación o tortura sexual. Siempre que se asesina a una mujer, lo primero que se hace es cuestionar si fue o no fue feminicidio, porque se buscan atenuantes, porque para los sistemas de justicia implica más trabajo, porque para los Estados implica añadir números a esas estadísticas que los exhiben como incapaces de frenar la violencia contra las mujeres. En el caso de Lucía, no importó nada, al contrario, a quien se puso en el banquillo de acusada fue a ella.

“Lucía tenía 16 años y Farías 23, por lo que sería muy forzado hablar de una situación de desigualdad o superioridad, sobre todo teniendo en cuenta la personalidad de Lucía quién no se mostraba como una chica de su edad y que además había referido mantener relaciones con hombres de hasta 29 años”., dijeron los jueces. ¿Eso qué tiene que ver? ¿Cómo excluye la posibilidad de violación? ¿Por qué ahí sí no aplicaron la ley? En todo caso, se tendría que analizar que probablemente estuvo expuesta a situaciones de desigualdad con sus supuestas parejas y probable abuso.

Esto es común, demasiado común. Se usa todo lo que se puede en contra de la víctima para hacerla lucir como una “mala mujer” como una mujer “perdida” o seductora, como si eso nos volviera culpables de algo. En Irlanda, por ejemplo, se usó la ropa interior que usaba la víctima para decir que seguramente buscaba relaciones sexuales y que por eso no había sido violación. “¿La evidencia excluye la posibilidad de que se sintiera atraída al acusado y que estuviera abierta a conocer y estar con alguien? Hay que ver la forma en que estaba vestida. Estaba usando una tanga con encaje en el frente”, dijo la abogada Elizabeth O’Connell  sobre la víctima de 17 años. Al final, el hombre de 27 años, el violador, fue absuelto por un jurado en Cork, lo cual encendió una serie de manifestaciones por parte de las mujeres irlandesas que actualmente llevan a cabo la campaña #ThisIsNotConsent (esto no es consentimiento) en la que comparten imágenes de su ropa interior para explicar cómo lo que usamos jamás será justificación para que alguien nos agreda, mucho menos prueba de que no fuimos abusadas o que “nos lo buscamos”.

Lucía, nosotras sabemos la verdad, aunque la quieran esconder. Nosotras sabemos que sí te violaron y que te mataron. Nosotras no nos lo vamos a callar. Y ellos no tendrán paz. Por eso decimos:

Matías Farías: FEMINICIDA Y VIOLADOR

Juan Pablo Offidani: FEMINICIDA Y VIOLADOR

Alejandro Maciel: CÓMPLICE MATERIAL

Imagen vía MDZ Online

Pablo Javier Viñas, presidente del Tribunal en lo Criminal No. 1: CÓMPLICE

Aldo Daniel Carnevale, vocal del Tribunal en lo Criminal No. 1: CÓMPLICE

Facundo Gómez Urso, vicepresidente del Tribunal en lo Criminal No. 1: CÓMPLICE

Tribunal en lo Criminal No. 1, imagen vía La Capital de Mar del Plata

 

Comments

comments