Fallece Kate Millett a los 83 años. Hasta siempre, Kate.

Fuente: YouTube

Por Montserrat Pérez

La escritora, activista, artista, filósofa y pensadora feminista Kate Millett falleció hoy 6 de septiembre de 2017 a los 83 años en París. Kate, nacida Katherine Murray Millett, nació el 14 de septiembre de 1934 en Saint Paul, Minesota, en los Estados Unidos. Su obra y aportaciones fueron parte fundamental del desarrollo del feminismo, especialmente del feminismo radical y la llamada “segunda ola del feminismo”.

Las ideas de Kate quedaron registradas en sus múltiples obras, entre ellas, Madre Millet (2001), Política Sexual (1970), El Sótano: Meditaciones sobre el Sacrificio Humano (1979), Los Cuadernos de Prostitución: Un Diálogo Cándido (1971), entre otros. Asimismo, desde su faceta como artista realizó decenas de exhibiciones e instalaciones en todo el mundo.

Política Sexual (Sexual Politics), su tesis doctoral, fue la obra que posicionó a Kate desde su conceptualización de las formas de dominación masculina sobre las mujeres y la idea de que “lo personal es político“. Mujerícolas menciona sobre este texto: “Es la obra que por primera vez analiza el patriarcado como un sistema de dominación autónomo de otros (capitalismo, racismo…). En él denuncia la misoginia y el heterosexismo de grandes literatos y pensadores de izquierdas. Su tesis principal sería que el patriarcado, ni los papeles y posiciones sociales derivan de la naturaleza humana, el origen del patriarcado sería histórico y cultural. No existe una disparidad mental ni emocional entre los sexos.”

Luchó incansablemente contra la opresión de las mujeres, fue abolicionista y crítica férrea de la pornografía, señaló el sexismo en la literatura y las artes. Además, puso sobre la mesa el tema de la salud mental y los peligros de la psiquiatría, esto desde su propia experiencia lidiando con trastorno bipolar.

Kate también hizo un énfasis en la importancia de las relaciones entre mujeres y los peligros del amor en el sistema patriarcal: “El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban. Tal vez no se trate de que el amor en sí sea malo, sino de la manera en que se empleó para engatusar a la mujer y hacerla dependiente, en todos los sentidos. Entre seres libres es otra cosa.” (Entrevista, mayo de 1984).

Sus palabras jamás endulzaron la realidad que ella observó, fue directa, sagaz y definitivamente se le extrañará profundamente. Hasta siempre, Kate. 

Fuentes: Wikipedia, Tribuna Feminista, Mujerícolas, Medium, Biblioteca Feminista 

Comments

comments