Las guerreras wushu de Afganistán

Imagen: WAKIL KOHSAR/AFP/Getty Images)

Por Montserrat Pérez

En una montaña de Kabul, capital de Afganistán, un grupo de niñas y jóvenes de 14 a 20 años se reúnen a practicar wushu, un arte marcial chino, en compañía de su maestra, Sima Azimi. En una región en la que muchos deportes están prohibidos para las mujeres, estas guerreras están derrumbando estereotipos.

Sima Azimi, de 20 años,  era fanática de las películas de artes marciales desde niña. Comenzó su entrenamiento en wushu en Irán, donde vivió un tiempo como refugiada. Al volver a su país natal decidió pasar sus conocimientos a una nueva generación de mujeres afganas, es así como surge el Club de Wushu Shaolín.

Las jóvenes que entrenan con Azimi pertenecen a la comunidad Hazara, una facción chiíta de habla persa con visiones menos restrictivas con respecto a las actividades que pueden realizar las mujeres, incluidos deportes al aire libre. A pesar de ello, han recibido acoso por personas que no están de acuerdo, lo cual no las frena para seguir alcanzando sus metas.

Además de enseñar habilidades de autodefensa, Azimi dice que el wushu es “efectivo para el cuerpo y el alma”. A continuación compartimos un video en el que se puede observar a estas increíbles mujeres jóvenes practicando y cambiando un poquito el mundo.

 

Video: New China vía Youtube

Con información de The Huffington Post/ Daily Beast/ Indepentent UK

Comments

comments